jueves, 7 de marzo de 2013

Años lentos, Fernando Aramburu

La novela que os traigo hoy cayó en mis manos por casualidad, me la prestaron asegurándome que me gustaría y, aunque no la conocía le di prioridad entre los libros que tengo pendientes para poder devolvérselo pronto a su dueña.

Años lentos, de Fernando Aramburu, nos traslada a los últimos años de los 60. Un niño de 8 años, cuyo nombre no llegamos a conocer, pero que es el protagonista de la novela, a la vez que la mitad de la veces el narrador, se traslada a San Sebastián para vivir en casa de sus tíos. Desde allí nos muestra la cotidianidad de la casa y del barrio (Ibaeta). Se trata de una familia corriente, humilde, tanto el padre como el hijo, Julen, trabajan en distintas fábricas de la ciudad para terminar los días en los bares. La hija digamos que es un poco "ligera de cascos" y esto trae de cabeza a su madre, más preocupada por el qué dirán de los vecinos y por la religión que por el bienestar de su hija. Así, la historia transcurre y vemos cómo Julen, el hijo, se va adentrando de la mano del cura del barrio en ETA en sus inicios, con las consecuencias que esto trae a la familia.

Se trata de una novela corta de 217 páginas, que se divide entre dos narradores. Por una parte tenemos al protagonista, el sobrino que va a vivir a San Sebastián, que cuenta su historia y la de su familia al escritor con pelos y señales, rogándole que cambie los nombres para que no se les pueda reconocer. Por otra parte tenemos los apuntes del escritor, apuntes muy cortitos, algunos de apenas unos párrafos, en los que, además de darnos más detalles sobre la historia en sí, toma nota de cuestiones relacionadas con la redacción, tipo, "mostrar esta cualidad con algún ejemplo", o "ya decidiré dónde".

Este paralelismo de narradores al principio me confundió un poco, sobre todo los apuntes del autor, al principio de la novela me pareció un poco raro, sin embargo, te vas acostumbrando y creo que aporta una gran originalidad al libro, haciéndolo aún más ágil.

La novela me ha gustado, es un libro que se lee con gran facilidad, está escrito con un lenguaje muy llano, coloquial, al tratarse de una narración con las características que hemos mencionado antes. Lo que más me ha gustado ha sido recrear el día a día de una familia corriente en esos años en los que los niños bajaban a jugar al barrio hasta que sus madres les llamaban a gritos desde el balcón para cenar y los tintes históricos que se muestran.

Ya os he comentado que no conocía este libro, pero investigando un poco sobre él, veo que ganó el XI Premio del Gremio de Libreros de Madrid y el VII Premio Tusquets Editores de Novela.

En mi opinión, una novela a la que merece la pena hacerle un hueco.

Mi puntuación para este libro: 7,5/10

12 comentarios:

  1. Suena bastante bien, y con varios ingredientes interesatnes. Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Pakiko, la verdad es que me ha sorprendido gratamente.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. La trama resulta muy interesante; quizá esta sea una oportunidad para reconciliarme con Tusquets Editores. Gracias por presentármela,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Offuscatio, si lo lees ya nos contarás, y espero que lo disfrutes!
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Pues no tenía ni idea de su existencia, asi que apuntada queda...Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Meg, espero que lo disfrutes.
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Me gusta Aramburu, cuando lo descubrí pronto pasó a ser de mis imprescindibles. Este título avalado por el premio no podía faltarme.
    Una gran recomendación
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te guste la recomendación :-)

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar